Seis meses

Estos seis meses que han pasado por nuestros huertos sin publicar ninguna noticia, no han estado exentos de ellas, al contrario, han dado para mucho. Cuántas satisfacciones nos han dado, cómo han llenado nuestras mesas, cuántas imágenes y momentos increíbles nos han regalado…

En todo este tiempo, hemos vuelto a hacer historia… Los protagonistas, dos olivos centenarios de la variedad Lucio, que han formado parte de varias generaciones de mi familia. La supervivencia de esta variedad de olivos es cada vez más difícil, al ser sustituidos por otras que generen más producción. Enamorado de ellos, hemos trasladado dos aquí, para que, centenarios, sean testigos de la fugacidad de los cultivos de nuestros huertos. A su vez, cada vez que pasamos por ellos nos es imposible no pensar en tantas y tantas cosas que han visto, cómo los habrán visto a su vez mis antepasados, ¿se habrán subido a ellos siendo niños? ¿cuánto fruto le habrán dado? ¿habrán visto la luna entre sus ramas?…

img-20161215-wa0001img-20161215-wa0005img-20161215-wa0004

Estos meses, tal vez los más productivos del año en el huerto, nuestros hortelanos han tenido que usar su creatividad para darle uso a tantos calabacines como han producido nuestras plantas, hemos intercambiado recetas, nuestras alacenas se han llenado de botes de rico contenido para pasar el invierno comiendo solo salud, productos que nosotros hemos cultivado y que sabemos que no son fruto más que de la tierra, del agua, y de la magia que le imprime nuestra Vega. Y algo de nosotros tendrán también…

img-20160726-wa0009img-20160726-wa0010img-20160806-wa0007img-20160805-wa0023

 

Y cómo no, estos meses las imágenes que hemos visto en nuestros huertos nos han llenado de vida el espíritu: frescos amaneceres y atardeceres del cálido verano, colores, el tímido susurro del regato, superlunas…

img-20161113-wa0012img-20161113-wa0015img-20161113-wa0014img-20161015-wa0004

img-20160926-wa0000img-20160916-wa0002

Anuncios

Momentos dulces

Estamos en uno de los momentos más dulces de nuestros huertos. La tierra parece luchar contra la dura competencia que nos ofrece la vida para captar nuestra atención y fijar nuestro interés en ella. Con tantas fuerzas se emplea que lo consigue…

En estas semanas, los huertos pugnan por atraer nuestra mirada, y concentrados nos ofrecen frutos de dos temporadas: se juntan los tempranos frutos del verano con la abundancia de la cosecha de las plantas de invierno y primavera: patatas, ajos, cebollas de la estación anterior se unen a los tempranos calabacines, pepinos o berenjenas. A la vez nuestros huertos se esmeran por desbordar nuestra emoción: el crecimiento de las sandías, racimos de tomates aún verdes, judías verdes en flor…

 

 

Ante este paraíso terrenal, ¿quién puede poner su mirada en otro escenario?

Además de los frutos, la semana pasada nuestros huertos vivieron momentos mágicos, que se han vivido durante miles de años: plenilunio, solsticio de verano, noche de San Juan… Tanta magia hemos tenido estos días en el Cortijo del Cerrajero que no hay imagen que pueda hacerle justicia.

Y por si fuera poco, nos colman con la belleza de colores y flores como éstas:

20160618_14102520160619_103233

Os esperamos en los huertos familiares del Cortijo del Cerrajero.

Alquimia

Los nuevos hortelanos del Cortijo del Cerrajero se escudan en la suerte del principiante para justificar las primeras cosechas que están cogiendo. Hasta qué punto unos calabacines y unas lechugas pueden ser la fuente de la felicidad.

Pero aquí no interviene la suerte. Se diría que somos testigos de un acto de alquimia, asistimos a una transmutación maravillosa e increíble. Ni el exceso de temperatura ni su defecto, ni la falta de riego ni su abundancia, ni nuestra pericia ni nuestra ignorancia. Nada parece influir en el empeño que tienen nuestra tierra y nuestras plantas por mostrarnos que la felicidad existe y que está a nuestro alcance. Seguimos disfrutando de los huertos en el Cortijo del Cerrajero. ¡Animaos a compartir esta experiencia con nosotros! 620.63.04.33

 

IMG-20160614-WA0000

 

El mejor momento

_ “Qué día tan bonito para venir al huerto”.

_ “Sí que es verdad, aunque cualquier día es bueno para venir, siempre es agradable”.

_ “Es cierto, ¿pero no crees que hoy lo es especialmente?”

 

Esta conversación se repite últimamente entre los hortelanos del Cortijo del Cerrajero. Estamos en los días más agradables del año para pasarlos en el huerto. Casi 15 horas de luz tenemos para disfrutar. La temperatura todavía no es demasiado extrema, la puesta de sol refleja unas luces únicas en esta época, el fresquito que deja el sol cuando se acuesta es especialmente agradable tras haber sudado ligeramente haciendo las tareas hortícolas, la compañía diversa, positiva, fascinada por lo que recibe del huerto y ávida de compartirlo. El lugar y el momento los perfectos para tomarse una cerveza antes de volver a casa con el cuerpo lleno de emoción.

Así estamos los hortelanos del Cortijo del Cerrajero, y por eso queremos compartirlo. El grupo del whatsapp bulle con las fotos de unos y otros. El primer tomate, los pimentos ya como el meñique!, la cesta llena de fruto, de plantas aromáticas, el calabacín pequeño coronado por su flor majestuosa, la fuerza de la semilla de la judía quebrando la costra terrestre y asomando tímidamente… Estos días son pura emoción. Se diría que todos los hortelanos escuchamos el latido de la tierra, llena de fuerza y de vida, y que nos contagia justo de eso, de fuerza y de vida. ¡Animaos, os esperamos en el Cortijo! 620.63.04.33

 

IMG-20160605-WA0013

IMG-20160606-WA0002IMG-20160605-WA0002IMG-20160606-WA0000IMG-20160606-WA0003IMG-20160606-WA0001

Instantes

Esta fue la luna que la semana pasada bañó nuestros huertos. La luz que le daba a la nieve de la sierra, junto a la que reflejaba la puesta de sol que tenía en frente, era realmente maravillosa.

20160520_211350

 

La semana pasada nuestros hortelanos aprovecharon la luna para seguir plantando los huertos de verano. Al ritmo que van, pasear por el Cortijo del Cerrajero en el mes de julio va a ser un auténtico espectáculo. Compartirlo será un placer.

Ya plantados los nuevos cultivos estamos aprovechando para limpiar los huertos de nuestra siembra de otoño e invierno. No queremos dejar pasar el momento para rendirle homenaje a uno de los cultivos más típicos de nuestra Vega, el haba. Ya a punto de quitarlas, nos seguían dando fotos como estas, en las que se ve que no han perdido ni una sola flor. Todo es fruto. ¡Qué fuente de felicidad!

 

20160518_18550820160518_18550220160518_185516

Polifacéticos

Nuestros huertos, como venimos diciendo, nos colman de frutos, nos mantienen activos, nos unen a la tierra, potencian nuestras relaciones sociales, nos aportan paz, nos llenan de salud…

Lo último es que también embellecen nuestras casas. Así lucen los tallos de unas cebollas que se nos han pasado… Todos los productos de nuestros huertos son aplicables, y todos nos deslumbran.

20160501_13252320160501_13240620160501_132517

Estamos de cumpleaños

Nuestra aventura en los Huertos familiares del Cortijo del Cerrajero comienza a cumplir años. El día 1 de mayo hizo un año que Maica y Carmen se asociaron en esta tarea y comenzaron a hacer sus bancales, y así se lo agradeció su huerto justo el día que lo cumplieron. Con dos buenas cajas de habas, tiernas, sanas y dulces… Este es el único testimonio que conservan de su primer aniversario, pero el huerto lucía espléndido con cebollas, puerros, lechugas, acelgas, ajetes, zanahorias,….

20160501_130114'

Pura generosidad de nuestros huertos y nuestra tierra.

20160501_135552

 

 

Seguimos plantando árboles

Seguimos imprimiendo nuestra huella en el Cortijo del Cerrajero. Nuestros hortelanos siguen plantando árboles. Pequeños ahora, esperamos que cuando pasen unos años nos ofrezcan frutos y sombra.

¿Quién habrá crecido más dentro de diez años, Jacobo o su olivo arbequino? Ahora están parejos.

20160414_174719

¿Llegará este olivo a hacerse centenario, engrosar su tronco e incluso quedarse hueco, como los que tristemente se quemaron este verano junto al Cortijo del Cerrajero?

Cuando este verano ardió el Cortijo de la Nocla, que se encuentra a escasos 200 metros de nuestro cortijo, la conversación común de casi todos los que vimos la imagen triste del fuego giraba en torno a sus árboles. En algunos casos ¡los habían embarcado en las Américas! Eran árboles exóticos que en algún momento pasado glorioso de la ciudad alguna familia acaudalada y con sensibilidad los había hecho viajar miles de kilómetros. Mito o no, la realidad es que ahora que plantamos los nuestros, nos preguntamos qué será de ellos, quién los verá, quién disfrutará de su sombra, de sus frutos, quién se preguntará por quienes los han plantado.

Aquí quedan, para nosotros y para el futuro. En el Cortijo del Cerrajero se queda una parte de los que lo habitamos en la primavera de 2016.

 

Momento perfecto para sembrar

Es tu momento. Si quieres tener el inmenso placer de comerte este verano los tomates que sólo tú sabes cómo han crecido, ecológicos, llenos de salud, tal vez deformes, pero con un sabor único, ¡es tu momento!

Es el momento de sembrar el huerto de verano. Tomates, pimientos, berenjenas, sandías, melones, calabacines, pepinos, lechugas, judías verdes… todo un placer. Para que su cultivo sea un éxito, como hasta ahora han sido todos los huertos del Cortijo del Cerrajero, nos hemos esmerado en que la tierra esté en las condiciones óptimas. Hace unas semanas le dimos un buen arado. Ya solo falta que escojáis el sitio para que cuando pasen un par de meses podáis disfrutar de una buena mesa este verano llena de frutos de vuestra cosecha.

IMG-20160405-WA0008IMG-20160405-WA0007IMG-20160405-WA0004

 

A esta labor se le ha añadido la lluvia de esta semana. La tierra está perfecta para que le demos nuestro toque personal y comencemos a plantar.

IMG-20160417-WA0029

Hay quien ya lo ha hecho, y  ya tienen las tomateras florecidas:

20160414_175448

 

No os lo penséis, estamos en el momento perfecto. El Cortijo del Cerrajero está en Granada, junto al Parque Tecnológico de la Salud. ¡Pasaos!

Haciendo historia

Nuestro Cortijo, el Cortijo del Cerrajero, es un lugar cargado de historia. Está catalogado en los inventarios de cortijos históricos de Andalucía como del siglo XVIII o XIX. En verano, sus muros nos dan el mismo frescor que le daban a mis antepasados de hace siglos. Vigas, suelos, molduras, estancias y cuadras nos llevan al pasado.

cropped-cropped-pintura-huerto1.jpg

 

La tierra que lo rodea, en donde tenemos nuestros huertos, podría ser un magnífico espacio para practicar la arqueología. Nuestros tomates crecen junto a pequeños fragmentos de jarras, cantimploras, ataifores y qué se yo cuántas cerámicas más que se remontan a siglos atrás. Más de uno de nuestros hortelanos se ha preguntado quién se lleva peleando en estas tierras desde el siglo XVI tirándose la vajilla a la cabeza.

La historia de nuestros huertos también nos la podría contar el peral centenario que tenemos a la entrada del cortijo. Magnífico ahora, en flor, sublime. Debería pasar a verlo cada granadino que quiera disfrutar de su tierra, si es posible al atardecer, cuando la puesta de sol se refleja al otro lado, en la sierra, mostrándonosla rosada y encendida.

IMG-20160405-WA0006

 

Nosotros, en estas semanas, también queremos dejar impresa nuestra historia en nuestros huertos y cortijo. Queremos dejar una parte de nosotros, para que dentro de cincuenta, cien años, doscientos, quién sabe, alguien pueda disfrutar de nuestro paso por El Cerrajero. Para ello, estamos sembrando árboles. Nuestros hortelanos los están apa/amadrinando, cada uno el que desee: cerezos, limoneros, algún olivo, melocotonero, naranjo, granado, higuera, jazmines… y ellos mismos se encargan de sembrarlos.

IMG-20160405-WA0009IMG-20160405-WA0005

 

Quién sabe qué verán sus hojas con el paso del tiempo… Quién sabe quién, cómo y cuándo volverá a visitarlos. Nos parece una bonita opción/acción para hacer historia.